Artículo publicado: 07/11/15 – Autora: Micaela Méndez – Tiempo de lectura: 2 minutos.

Frutas y Verduras: ¿Enlatadas, congeladas o frescas? 

¿Cuántas veces nos habrá pasado que por comodidad o tiempo preferimos comprar ciertas verduras o frutas enlatadas y listas para consumo que frescas o congeladas?

Es importante que tengamos la información adecuada para que podamos hacer una elección más consciente ya que una alimentación saludable comienza con lo que ponemos en nuestro carrito del supermercado.

>>> Las frutas y verduras enlatadas tienen ciertos beneficios como ser más económicas y más practicas. Sin embargo, presentan un par de desventajas de las que capaz no estabas muy al tanto:

  •  Pueden tener un alto contenido en sodio. La sal ayuda a preservar la comida, pero un alto consumo de sal puede llevarnos a sufrir una presión sanguínea alta, causar retención de líquidos e incrementar la perdida de calcio.
  • Pueden tener un alto contenido en azúcar. Las frutas enlatadas por lo general vienen acompañadas por almíbar u otros jarabes espesos, generando un aumento de calorías e hidratos de carbono. El azúcar adicional agregado hace que las frutas tengan un sabor más atractivo y que cierta gente las elija como un postre más “saludable” en comparación a otras opciones, aunque no lo son.
  • Algunas verduras enlatadas no aportan el mismo sabor exquisito que en su versión fresca o congelada.

>>> Las frutas y las verduras congeladas pueden aportar beneficios tales como:

  • Igual o mayor valor nutricional que las frutas y verduras frescas ya que son cosechadas en su máxima madurez.
  • Son prácticos y pueden mantenerse congelados incluso por meses, por lo que a la larga pueden resultar más económicos.
  • No contienen conservantes.
  • El hecho de utilizar un ambiente frío hace que el agua congelada evite el crecimiento y desarrollo de microorganismos.

¡ATENCION! Es importante descongelar las frutas y verduras adecuadamente: Las verduras descongelarlas al vapor y las frutas pasarlas del freezer a la heladera o a temperatura ambiente para que se descongelen solas y progresivamente.

>>> Las frutas y verduras frescas son siempre la mejor opción ya que no sufren ningún tipo de proceso industrial, por lo que su aporte nutricional no se ve muy afectado. Algunos tips que te pueden interesar son:
No contienen muchos conservantes
Variedad: Se pueden consumir diferentes frutas y verduras a lo largo del año
– Lo ideal es comprarlas maduras para poder aprovechar al máximo sus aportes nutricionales
– La mejor opción para cocinarlas es la cocción la vapor.
– Es importante lavar y desinfectar las frutas y verduras antes de consumirlas

¡Ahora te toca a vos elegir cual preferís y de qué forma consumir tus porciones diarias de frutas y verduras!

 

 

Foto Mica Circled

Autora: Micaela Méndez (más información)

Fuentes: